#UDMPrimerEquipo 3-1 Águilas de Moratalaz B

Actualizado: 8 de oct de 2019


INTENSIDAD+TALENTO=VICTORIA


Esa es la fórmula que puso en práctica el pasado domingo el aficionado del Elida Olimpia en su Coliseum de La Unión para doblegar al Aguilas de Moratalaz B en la tercera jornada de competición. En las dos primeras había faltado uno de los componentes de esa fórmula, la intensidad, porque el talento a estos chicos se les supone, pero la fórmula hay que completarla con todos sus elementos porque si te dejas el primero las cosas son mucho más difíciles. Pero el domingo si, el domingo los de Freire saltaron al césped de La Unión con las ideas muy claras y con la intensidad como estandarte desde que la Dama empezó a rodar, si a eso le sumamos el talento de los David, Alex, Jesús, Moto y compañía para tratar a esa Dama como ella se merece, pues tenemos como resultado que el Elida fue muy superior en la mayor parte de los 94 minutos que se jugaron. El Elida salió dominando aunque los visitantes, como casi siempre, empezaron con mucho ímpetu que fue decreciendo a medida que los locales se fueron haciendo cada vez más dueños de la situación. Las llegadas de los de Santa Eugenia eran casi siempre peligrosas y si no se movía el marcador era porque o bien el último pase no era bueno, o bien los disparos de los locales acababan siendo atajados o despejados por Garea, como cuando le sacó a Moto un uno contra uno de los que el delantero local no suele fallar, hasta que en el minuto 34 una llegada vertiginosa de Jaime por la izquierda acababa con centro muy peligroso de este que era desviado por Martinez Seco y se colaba en la meta del Aguilas para poner justicia en el marcador. La única noticia visitante por entonces había sido una llegada, eso sí, muy peligrosa, desviada por Moz a córner en una intervención de muchísimo mérito, la clave de que los visitantes no dieran apenas señales de vida estaba en el buen trabajo de los centrocampistas blancos para desconectar del juego a su jugador más valioso, Ortega. Descanso y uno a cero.


Ni tiempo dió a parpadear a la vuelta de vestuarios cuando Moto aprovechaba un balón largo a la espalda de los centrales para poner tierra de por medio en el luminoso con el segundo gol del Elida. Pero misterios del fútbol, justo a partir de ese momento llegaron los peores minutos locales, se perdió el orden, la pausa y el toque y los de Moratalaz tuvieron un rato, 15 o 20 minutos, en los que pudieron pensar un poco en la posibilidad de remontar el partido, sobre todo cuando en el minuto 63 Rubio cruzaba al fondo de la red una llegada por la izquierda del Aguilas, pero hasta ahí llegó el ímpetu visitante porque el Elida volvió al orden, al toque por dentro y a explotar las bandas para volver a dominar el partido, y así llegó en el 71 el tercer gol local que decidía el encuentro, Toril se fue por el costado derecho, llegó a la línea de fondo, levantó la cabeza y vió las llegadas de Moto y Alex, el primero dejaba pasar el balón y el segundo remataba con su pierna derecha inapelablemente al fondo de las mallas el tercero para los de Freire. Después de eso los blancos todavía tuvieron alguna ocasión clara para aumentar el marcador que ya se mantuvo sin cambios hasta el final.


Buen partido del Elida en líneas generales y ahora a seguir en esta línea y sin olvidar que la intensidad es fundamental para añadir al talento y la calidad. Próximo partido frente al Valle de Valdebernardo, será el domingo a las 19,00 horas pero lo que no será es fácil, os lo contaré desde aquí.


Siempre yo os sigo !!!!!


Fuerza Elida !!!!!


#UDMElidaOlimpia #UDMLaCrónica