Valle Valdebernardo 1-2 #UDMPrimerEquipo


PROGRESANDO ADECUADAMENTE


Y ese progreso lo tradujeron los chicos del aficionado del Elida Olimpia en la segunda victoria consecutiva de esta temporada frente al Valle de Valdebernardo en su terreno, y lo hicieron a base de diferentes registros en las distintas fases que tuvo el partido y a pesar de las adversidades que fueron surgiendo durante el mismo.

El primer tiempo fue un monólogo de los de Freire, en el vestuario se había hablado de entrar bien al partido y los blancos lo hicieron a la perfección. Comenzaron mandando en el dominio del balón, en el posicionamiento en el terreno de juego, en los balones divididos, en definitiva, en todas y cada una de las facetas del juego, solo faltaba la guinda del gol, que no llegaba porque o bien no se acertaba con el último pase, o bien porque cuando se llegaba a posicíones de remate este se marraba mandando el balón fuera con todo a favor, así sucedió en ocasiones de Moto, de Alex o de Toril, y cuando parecía que se iba a llegar al descanso con el resultado inicial una jugada bien llevada por los de Santa Eugenia acababa en un centro desde la derecha que un defensor local introducía en su propia meta en su intento de despeje. Se conseguía la ventaja en la jugada más inesperada y se ponía justicia en el marcador a tenor de lo visto en los primeros 45 minutos porque los locales no tiraron ni una sola vez a puerta y sus acercamientos a la portería de Moz se limitaban a pelotazos larguísimos que en todo momento fueron controlados por la defensa elidiana.

En el decanso se incidió en continuar con la misma intensidad que nos permitiera seguir dominando y a la vez impedir que los locales se metieran en el partido, pero una cosa es lo que se propone y otra lo que el juego dispone. Los locales salieron apretando aunque fuese a base de balonazos largos, sobre todo a la espalda de nuestro flanco derecho, y entre eso y que el Elida perdió el control del balón, los blancos empezaron a sufrir, no porque los de Valdebernardo crearan grandes ocasiones de gol, sino porque la sensación era de jugarse demasiado tiempo en campo propio y demasiado cerca de nuestra portería. Así y todo las mejores ocasiones fueron para los visitantes a base de salidas rápidas hasta el punto de que en una de estas Moto se plantaba frente a Robles para matar el partido pero su remate no fue bueno y en la contra de los locales, por la izquierda como siempre, Martinez entró en el área y ante su caida el señor Pinto Parra se sacó de la manga un penalty que solo vió él y que transformó el propio Martinez, conclusión, empate a uno.

Y cuando peor se ponía el panorama, los de Freire volvían a salir con mucho peligro solo cuatro minutos después del empate para hacer varios remates que eran sacados in extremis por Robles y por algún defensor hasta que el último rechace fue cazado por Moto que volvía así a poner por delante al Elida lesionándose en la jugada. Quedaban 9 minutos para el final y ahí los visitantes demostraron oficio para aguantar las últimas acometidas del Valle.

En definitiva, que el Elida fue superior en el cómputo global y ganó el partido con justicia y con diferentes registros, buen juego y dominio primero, salidas rápidas y peligrosas frente al empuje rival después y saber sufrir en los minutos finales.

Por cierto, lo peor como casi siempre la pérdida de jugadores con la lesión de Moto, veremos como evoluciona, y la expulsión final de David.

Próximo domingo, derby en La Unión. Os lo cuento desde aquí.


Siempre yo os sigo !!!!!


Fuerza Elida !!!!!